Crítica Literaria: Alcatraz contra los Bibliotecarios Malvados IV: Las Lentes Fragmentadas



Alcatraz-small-01

.

Por Pamela Rojas. Inspiradora de lectores en la Biblioteca Libre.



Ya se los he dicho anteriormente: no todos los bibliotecarios somos malvados. Algunos incluso podemos cooperar para que la verdad de Los Reinos Libres llegue hasta las Tierras Silenciadas (o sea, el mundo tal como lo conocemos). Nosotros, como Biblioteca Libre, queremos hacerles llegar la verdad y la verdad es que esta no es otra historia de fantasía escrita para jóvenes. No. Si bien Brandon Sanderson es conocido por ser un gran escritor de este género, su verdadero nombre es Alcatraz Smedry. Solo utiliza un seudónimo para que su historia (la verdadera) pueda llegar a nosotros sin la censura de los Bibliotecarios Malvados que pretenden hacernos creer que el mundo es una estantería ordenada y libre de magia.

Pues bien, en Las Lentes Fragmentadas, la cuarta parte de la biografía de Alcatraz, se narra cómo este llegó a ser monarca de Mokia (por un día). La isla está siendo asediada por los bibliotecarios y se encuentra a punto de caer. La situación es tan crítica que en los Reinos Libres continúan con la idea de entregarla a los Bibliotecarios para seguir evitando pérdidas. Sin embargo, la familia Smedry se niega rotundamente a ese hecho, y es así como idean un “plan” para llevar a un contingente de caballeros de Cristalia a la fuerza hasta la isla. Con la ayuda de su abuelo, Bastille, su primo Kaz (cuyo Talento es perderse) y una nueva y pequeña prima llamada Aydee que posee el talento de hacer operaciones matemáticas erróneas, además de unos cuantos ositos de peluche explosivos, Alcatraz tendrá que ingeniárselas para evitar que los Bibliotecarios tomen la ciudad. Allí descubrirá una de las poderosas armas que usan sus enemigos contra el pueblo de Mokia: rayos aturdidores, que dejan en coma a quienes golpeen.

Mientras la situación se vuelve cada vez más insostenible, Alcatraz irá comprendiendo mejor los secretos que esconden los Talentos de la familia Smedry y los motivos que tuvieron los Incarnia para hacer desaparecer toda posible traducción de su idioma, evitando así que sus conocimientos sean descubiertos en la actualidad. Además, el muchacho tendrá que lidiar con las aspiraciones de cada uno de sus padres y ponerlas sobre la balanza: Attica, un investigador de una inteligencia y sagacidad increíble, pretende descubrir la manera en que todas las personas de los Reinos Libres puedan poseer talentos como los Smedry, pero ¿qué consecuencias puede tener aquello? Por otro lado, se encuentra su madre: Shasta, una bibliotecaria cuyos propósitos son tan confusos, que Alcatraz se ve en la obligación de escucharla con los lentes Buscaverdades e intentar descubrir qué pretende.

Las dudas llenan la cabeza del joven Alcatraz que, en esta entrega, le toma el verdadero peso a su poder como Smedry, su propio Talento y las responsabilidades que todo eso conlleva. Ya no puede seguir actuando por casualidad, ni esperando obtener golpes de suerte y siente la enorme presión que todos ponen sobre él por ser un líder innato. Las Lentes Fragmentadas es la penúltima entrega de esta autobiografía, que se vuelve cada vez más intensa. Una vez más, su narrador juega con nosotros rompiendo la cuarta pared y en esta ocasión, nos pone los pelos de punta cambiando los números de los capítulos; pero tranquilos, todo esto tiene un propósito: enervar a los bibliotecarios malvados y confundirlos. Y claramente ha dado resultado, ¿no? De lo contrario, no podríamos disfrutar de la lectura de esta autobiografía.

Alcatraz contra los Bibliotecarios Malvados IV: Las Lentes Fragmentadas. Brandon Sanderson. B de Blok, 2016. 304 páginas.


¿Te gustaría leer este libro?
 
¡Los amigos de Ediciones B invitan! Solo déjanos un comentario y ya estarás participando por un ejemplar. El sorteo lo haremos el viernes 25 de agosto. El ganador será publicado en esta página, por lo que es responsabilidad de cada persona estar atento a la fecha del sorteo y publicación del resultado.