Crítica Literaria: Cochrane Vs. Cthulhu



Cochrane-small-01

.

Por Pamela Rojas. Inspiradora de lectores en la Biblioteca Libre.



Lord Thomas Alexander Cochrane existió. Británico de nacimiento, siguiendo sus ideales, luchó por la libertad de naciones como Perú, Bolivia, Brasil, Grecia, y por supuesto, también en nuestro país. Por su notable desempeño militar y político, se hizo de fama, volviéndose un personaje interesante e intrigante. Eso y otros aspectos de la vida de Lord Cochrane fueron parte de la inspiración de Gilberto Villarroel para escribir esta historia; el resto nace gracias a su fascinación por las historias y el mundo creado por Lovecraft.

El relato se sitúa en Europa, en 1815, mientras Napoleón está generando nuevas estrategias para reconstruir su Imperio. Se ha construido en la costa de Francia una imponente fortaleza conocida como Fort Boyard, con el objetivo de detener cualquier incursión o invasión enemiga. Al mando de dicho lugar se encuentra el capitán de los dragones de la Guardia Imperial de Napoleón I, Loïc Eonet, quien no disfruta su confinamiento en ese desolado lugar, lejos del calor de la guerra y obligado a custodiar la estatuilla de una extraña figura encontrada durante la construcción del fuerte y que está rodeada de supersticiones. No le gustaba pensar en eso, ni en las instrucciones que le habían dado en máxima reserva. Las instrucciones eran claras, pero aun así cargadas más de preguntas que respuestas. Esa noche en particular esperaba la llegada de unos invitados enviados por el emperador a Fort Boyard, cuando sus hombres le reportan la llegada de un bote amigo cuyos tripulantes le informan que tienen como prisionero al afamado Lord Cochrane, conocido también como El Diablo.

Lord Cochrane había sido capturado junto a algunos de sus hombres por los franceses, mientras intentaban reparar un prototipo de barco a vapor, que él mismo había diseñado y supervisado su construcción. Sin embargo, sus antecedentes militares levantaron las alertas de seguridad de los franceses y su desconfianza, pues temían que se estuviera gestando una invasión al fuerte. Su explicación sobre el barco y que ya no era parte de las fuerzas militares inglesas no bastaron, y fue enviado a una celda en solitario, considerando su fama y peligrosidad.

Para asegurarse que no hubiese más ingleses rondando la isla, el Capitán Eonet envía al Sargento Petit en una ronda de vigilancia. Y al cabo de unas horas, volvió en un bote a la deriva bañado en sangre y con miembros mutilados, entre ellos un brazo que resulta ser del Sargento Petit. ¿Qué había pasado? ¿Era obra de los hombres de Lord Cochrane? ¿Era ese el poder de fuego y destrucción de los ingleses? Tras ser interrogado, Cochrane niega que los hombres que quedaron a bordo de su barco hayan sido capaces de atacar así, sin una orden directa de él, menos con ese tipo de consecuencias. Sin embargo, demuestra un notorio interés y preocupación en el hecho. Si Lord Cochrane dice la verdad ¿a quién tendrán que enfrentarse los franceses?, ¿Qué representa aquella estatuilla que tiene Eonet? ¿Tendrá alguna relación con la sangrienta y dolorosa muerte del Sargento Petit? ¿Cochrane podrá salir bien parado en esta andanza?

Cochrane vs. Cthulu es un híbrido genial que combina hechos y personajes históricos con el mundo creado por Lovecraft. Si bien su apuesta es arriesgada, logra un relato ameno y excitante, utilizando los elementos del crossover ficcional para lograrlo. Es decir, cruza dos mundos completamente distintos para crear algo nuevo, que nos invita a imaginar un sinfín de posibilidades y combinaciones.

Cochrane vs Cthulhu. Gilberto Villarroel. Suma de Letras, mayo 2017. 410 páginas.

¿Te gustaría leer este libro?
 
¡Los amigos de Me gusta leer invitan! Solo déjanos un comentario y ya estarás participando por un ejemplar. El sorteo lo haremos el viernes 12 de mayo de 2017. El ganador será publicado en esta página, por lo que es responsabilidad de cada persona estar atento a la fecha del sorteo y publicación del resultado. Retiro del libro en Santiago.