Crítica Literaria: La Mujer de mi Vida


Son los años en Londres, en plena juventud, donde la trama de este libro es deliciosa y adictiva. Carla tiene un don para entrar en la mente de las personas y plasmar esos pensamientos y sentimientos en sus personajes, sobre todo en los personajes masculinos.


La_mujer_de_mi_vida_small-07

.

Por Escriba de Avalon. Sígueme en http://escribadeavalon.cl



Carla Guelfenbein es una gran escritora nacional, reconocida mundialmente, tanto así que no necesita grandes presentaciones. Sus libros siempre retratan las más sinceras y profundas reacciones humanas ante situaciones que todos, cual más o cual menos, hemos vivido.

Esta novela se ha convertido en un best seller internacional, por lo que se ha traducido a múltiples idiomas, pero contrario a lo que se podría pensar, este libro no habla de grandes proezas, ni aventuras, ni de amores dignos de ser inmortalizados en canciones o filmes; lo que la hace tan llamativa y adictiva es la maestría que tiene la autora de representar personajes que nos identificarán, sin lugar a dudas.

Carla nos contará la historia de un trío amoroso, pero no de aquel tipo que podemos encontrar en alguna novela de corte juvenil, ya que este trío de personas no tiene nada que lo haga especial a simple vista: no son ricos, no son famosos, no son exitosos, solo son personas que de una u otra manera han sido duramente golpeadas por las consecuencias de la dictadura militar en Chile. Pero ojo, aquí es muy importante tener presente que esta no es una novela con tintes políticos, sino que la autora se basa en este acontecimiento para retratar las profundas heridas emocionales que una situación trágica puede dejar en nosotros, no solo en el ámbito familiar, sino que también en lo personal (íntimo) y en cómo nos relacionamos con otras personas.

La primera sorpresa que te encontrarás durante la lectura de este libro está en la primera página, donde conoceremos parte de su final, que se sitúa en pleno funeral de Antonio en el sur de Chile.

Theo, Clara y Antonio se conocieron durante su juventud en Londres. Cada uno de ellos tiene una historia que contar, una historia que les ha cargado su vida con traumas y pesares. Antonio y Clara se conocían de años, comparten dolores similares relacionados con los años del Gobierno Militar en Chile, su país natal. Theo por su parte, con una vida insatisfecha, al conocer la bondad de Antonio, quien es su compañero de universidad, y luego a Clara, siente por primera vez que ya no está perdido en el mundo, y es así como comienza una amistad profunda, en donde dos grandes amigos a la larga se han enamorado de la misma mujer.

Será Theo el encargado de convertirse en narrador de esta historia. Él nos contará más detalles sobre Antonio y Clara, nos llevará a los años en que eran amigos, para lentamente llegar al final en donde la amistad se quiebra y los amigos toman vidas separadas, y no será hasta quince años después en que volverán a reunirse en Puerto Montt, pocos días antes de la muerte de Antonio.

Son los años en Londres, en plena juventud, donde la trama de este libro es deliciosa y adictiva. Carla tiene un don para entrar en la mente de las personas y plasmar esos pensamientos y sentimientos en sus personajes, sobre todo en los personajes masculinos. A través de Theo tendremos una visión del amor única y tierna, donde cada gesto hecho por la mujer amada se vuelve poesía para él, gestos que para una mujer son mecánicos como estirar los brazos, acomodarse el cabello o simplemente la forma de caminar.

Theo, Antonio y Clara eran personas quebradas, con falencias que solo se vieron aparentemente llenadas cuando los tres eran amigos. Pero es el amor, desbordado y sincero, el que precisamente los lleva a un quiebre. Theo no podrá compartir a Clara, pero tampoco quiere arruinar la vida de Antonio quien está decidido a volver a Chile, lo cual podría acarrearle ir a la cárcel o incluso la muerte.

No hay que pensar que el final de esta historia será poco interesante o emocionante si consideramos que conocemos lo que va a suceder desde la primera página. La autora nos depara sorpresas, más allá de la muerte de Antonio, quedan cosas por descubrir, entre ellas, las apariciones del diario de vida de Clara entre las narraciones de Theo.

La mujer de mi vida es una novela para reflexionar, para asimilar la belleza de las cosas simples, destinada a un público un poco más maduro que se sienta reflejado al revivir sus años de estudios y luego las experiencias de la adultez, donde nosotros mismos podremos descubrir aquellas cosas que nos han marcado, y si estamos o no dispuestos a perdonarlas para no seguir con una herida profunda en nuestro corazón que impida seamos personas plenas y con control sobre nuestro futuro, ya que estas situaciones a la larga no solo nos afectan a nosotros, sino que a todos quienes nos rodean, formando así un círculo vicioso de carencias afectivas que podríamos evitar. En definitiva, esta es una novela que nos hará crecer.

 

 

¿Te gustaría leer este libro?
 
¡Los amigos de Me gusta leer invitan! Solo déjanos un comentario y ya estarás participando por un ejemplar. El sorteo lo haremos el miércoles 14 de octubre. El ganador será publicado en esta página, por lo que es responsabilidad de cada persona estar atento a la fecha del sorteo y publicación del resultado.