Reseña Literaria: Bruno y el Big Bang



Me gusta pensar que el nombre de Bruno hace alusión a Giordano Bruno, ¿les suena? Fue una figura controversial del siglo XIV que desafió la noción establecida de que la Tierra sería el centro del universo y propuso incluso que podrían existir otros mundos habitados como el nuestro. Falleció en la hoguera pública en 1548 en Nápoles por orden de la Inquisición. Gran visionario, Giordano Bruno vivió fascinado por el cosmos y, a pesar de sus creencias religiosas, echó por tierra algunos dogmas fundamentales de la iglesia católica en pos de buscar una verdad, que se dijera, razonable. Lejos del método científico, Giordano Bruno intuía lo natural a través de la filosofía, además de alimentar su voluntad díscola mediante lecturas prohibidas como las de Erasmo de Rotterdam, que le valieron la antipatía de la iglesia, y su trágico final. Él, impertérrito ante los cuestionamientos, se dice que no se retractó nunca.


El pequeño Bruno de esta historia es un niño curioso y bastante chascón que se aburre “como ostra” durante sus vacaciones, pero con la compañía de su muy ondero camaleón mascota llamado Bowi (en alusión al magnífico David Bowie), descubrirá, gracias a unos lentes especiales que le llegan del espacio, los secretos y maravillas de un vaso de agua. Valiéndose del extraño recurso del Deus ex Machina, el autor, Rodrigo Contreras, permite a Bruno conocer a un átomo de hidrógeno llamado Hidrógenes y su amigo Oxigenado, y aprenderá sobre el universo y su historia vivida en primera persona por el sabio Hidrógenes, desde el Big Bang, el inicio del universo en una gran explosión cuyas proyecciones aún continúan en expansión.


Resulta una lectura excelente para introducir a los niños en la divulgación científica, en particular el tema de la astrofísica. Recomendado para niños y niñas desde los ocho años, posee ilustraciones de trazo ligero y mucho apoyo visual para comprender cuestiones científicas de gran abstracción, por ejemplo, demuestra que los átomos serían como bloques de Lego que dan forma a toda la materia.


Sobre el autor, Rodrigo Contreras es astrónomo e investigador del Instituto Milenio de Astrofísica MAS, quienes también patrocinaron el libro a través del Proyecto de Proyección al Medio Externo de la Iniciativa Científica Milenio. Pueden revisar sobre él aquí: https://congresofuturo.cl/expositores/rodrigo-contreras


La ilustradora, Carolina Undurraga, es artista y profesora de arte. Esta es su página: http://caroundurraga.blogspot.com/ Junto a Rodrigo Contreras, proyectan una serie de libros de los cuales Bruno y el Big Bang sería el primero. El libro fue lanzado en la Feria del Libro de Santiago (FILSA) en 2017. Pueden ver una hojeada del libro aquí:




En este enlace pueden acceder a la página de Bruno: https://brunoyeluniverso.wixsite.com/bruno


Por último, les adelantamos que Rodrigo y Carolina ya están preparando el segundo tomo, titulado Bruno y la Luz.


Bruno y el Big Bang. Rodrigo Contreras Ramos y Carolina Undurraga. B de Blok, marzo 2019. 104 páginas.


Brunito-2-01

.

Por Camila Bañarez. Inspiradora de lectores en la Biblioteca Libre.