Reseña Literaria: Cuentos en verso para niños perversos



Roald_dahl-small-01

.

Por Camila Bañarez. Inspiradora de lectores en la Biblioteca Libre.



Los cuentos en rima tienen larga data: la rima en sí existe desde la antigüedad, tuvo un auge en el Medioevo y también se le atribuyeron propiedades mágicas. Su atractivo radica en su musicalidad, ya que otorga un ritmo y cadencia que agencian la originalidad del autor, e incluso, la destreza del traductor.

Estos ‘Cuentos en verso para niños perversos’ pican la curiosidad de quienes buscan lecturas amenas de clásicos revisitados, que el genial cuentista Roald Dahl tergiversa para presentarlos en verso, con rimas y finales que te dejan incluso pensando: ¿es éste un libro para niños? Y es que uno se cuida de leer lo más selecto y delicado a los pequeños, pero el tono que utiliza Dahl está críticamente equilibrado en esa línea muy fina entre lo risible y lo grotesco, sin llegar a ser escandaloso. Por ejemplo, en el cuento de ‘Rizos de Oro y los tres Osos’, insinúa que la solución al hambre de osito es beberse la sopa desde el estómago de Ricitos:

«Papá», grita el Osito, «Estoy furioso.

No tengo sopa». «¡Vaya!», dice el Oso.

«Sube al dormitorio: está en la cama,

metida en la barriga de una dama,

así que no tendrás más solución

que devorar el caldo en su tazón».

Un guiño adulto a la naturaleza salvaje de los osos, pero tornando cómica una situación trágica en el cuento, gracias a la rima, sin volverse naïve como el Dr. Seuss (aunque se lo perdonamos). Estas soluciones son divertidas y enganchan con niños lectores que disfrutan de cuentos traviesos, o como pone el título, perversos.

El galés Roald Dahl es un personaje curiosísimo: fue aviador de la Royal Air Force, vivió en Tanganica (actual Tanzania), se accidentó y comenzó a escribir en su convalecencia, creó a los famosos Gremlins para Disney en 1943, escribió una novela distópica para adultos, sus creaciones aparecieron en el programa de Alfred Hitchcock, bautizó su propia casa como Gipsy House (“Casa Gitana”), su esposa, la actriz Patricia Neal, ganó un Oscar como mejor actriz, y, como mencionó Valentina en la reseña sobre ‘El Superzorro’ (‘Fantastic Mister Fox’), también escribió los archiconocidos ‘Charlie y la Fábrica de Chocolate’, ‘Las Brujas’ y ‘Matilda’, todos llevados al cine. Las aventuras vividas gestaron al escritor para relatar cuentos de gran imaginación, con mirada infantil perspicaz y fantástica. Para revisar su biografía y obra, seguir el enlace: www.roalddahl.com/home

Con ilustraciones del famoso Quentin Blake, de trazo ágil y gran dinamismo, la expresión de los personajes es clara y, a veces, impactante. Estas líneas empatizan con el estilo caricaturesco de los niños, con líneas agudas y rápidas que, sin perder detalle, generan texturas entre tinta y carboncillo. También se ha perfeccionado en fondos y figuras de acuarelas para otros proyectos, que puedes visitar en: www.quentinblake.com

Cuentos en verso para niños perversosRoald Dahl. Colección Alfaguara Clásicos, abril de 2018. 64 páginas.

 

¿Te gustaría leer este libro?
 
¡Los amigos de Me gusta leer invitan! Solo déjanos un comentario y ya estarás participando por un ejemplar. El sorteo lo haremos el domingo 14 de octubre. El ganador será publicado en esta página, por lo que es responsabilidad de cada persona estar atento a la fecha del sorteo y publicación del resultado. Retiro del libro en Santiago.