Reseña Literaria: El misterio de la biblioteca de Lima



Alberto Rojas, nacido en 1970, es un conocido autor chileno que ha escrito mayormente novelas de thriller histórico. De profesión, es periodista y tiene un magíster en Ciencia Política. Ha escrito una saga juvenil llamada Leyendas de Kalomaar, compuesta por la precuela El medallón del Sol Negro (2014), y la seguidilla La lanza rota (1995), La Hermandad del Viento (2009) y La venganza de la reina (2015), aventuras de fantasía épica con navegantes y mercenarios en busca de tesoros fantásticos.

También ha incursionado en la narrativa de suspenso con base histórica: en 2011 publicó La sombra de fuego, novela retrofuturista que reimagina la figura del teniente Bello, conocido por la expresión muy chilena “más perdido que el teniente Bello”, debido a su misteriosa desaparición pilotando una aeronave en 1914. En 2017 publicó El secreto del Dresden, una historia que comienza en 1915, sobre un navío fantasmal proveniente de Alemania y encallado en la Isla de Juan Fernández, el que encierra un tesoro inusual que será la ambición de muchos el recuperar en una persecución llena de enigmas y tensión. Esta novela tuvo gran éxito editorial y fue aplaudida por Carlos Basso, también escritor y periodista, conocido por su libro Código Chile.

Su última publicación, y el tema que nos convoca hoy, es la novela El misterio de la Biblioteca de Lima, que salió a la luz en marzo de 2020.

Siguiendo su interés en la Guerra del Pacífico, escenario de sus otras novelas, Alberto Rojas nos presenta un misterio cuyo origen se remonta mucho más atrás en el tiempo, pero el hallazgo inicial de la novela provendría de dicha época y cuya resolución podría cambiar la historia conocida en un giro inusual e inesperado para todo el mundo.

En un estilo casi cinematográfico, comenzando con el Rally Dakar en pleno desierto de Atacama, un accidente deja al descubierto un episodio de la historia de Chile del que apenas se sabía, los soldados que perecieron en el inhóspito paraje producto de la fiebre amarilla en el retorno desde la ocupación de Lima, capital del Perú, a finales del siglo XIX. Una de las osamentas encierra un misterio que poco a poco se va develando, y con capítulos que saltan de Beijing a Londres, el autor entreteje una intriga que pone al acecho a sociedades secretas y gobiernos disímiles, invirtiendo todo lo posible por hacerse de una pista que les permita salirse con la suya en este incansable tráfico de patrimonio histórico, donde los personajes, asiduos investigadores, militares y diplomáticos, intentarán llevar a cabo su trabajo con toda la disciplina que les rige, pero poniendo a prueba sus principios en un juego de confianza y traición.

Con una base histórica rica en detalles bibliográficos, lo que nos recuerda mucho a otros thrillers sobre otras bibliotecas (algunas míticas) que desaparecieron y cuya mención aún provoca intriga, curiosidad o nostalgia, como la famosa Biblioteca de Alejandría, considerada una de las Siete Maravillas del mundo antiguo y de la que se especula que desapareció producto de un incendio. Otra memorable es la biblioteca de la novela de Umberto Eco, El nombre de la rosa, emplazada en una abadía benedictina en los Apeninos en el siglo XIV, cuyo incendio pretendía ocultar las huellas de un asesino y un volumen de Aristóteles que, a su juicio, era necesario destruir.

Cabe decir que la Biblioteca de Lima, una de las más grandes de este lado del mundo, fue fundada como tal por José de San Martín en 1821, pero su historia se remonta mucho antes, alrededor de 1568, cuando la orden jesuita se establece en el lugar e incluso allí imprimen, con la colaboración del exiliado italiano Antonio Ricardo, el primer incunable del que se tenga registro en Sudamérica. Uno de los episodios de su historia es precisamente el saqueo perpetrado por el ejército chileno en 1881, del que se hace alusión en esta novela. También fue víctima de un incendio en 1943. En 2006, el Gobierno de Chile restituyó a la Biblioteca 3.778 libros que habían sido considerados botín de guerra. Para más información sobre su fascinante historia, pueden ver el enlace en el sitio de la Biblioteca Nacional del Perú.

Como los bibliófilos suelen ser, por añadidura, también amantes de las bibliotecas, cito a Sofía, la protagonista de esta novela: “Para mí, las bibliotecas siempre han sido los lugares donde uno encuentra las respuestas a las preguntas del pasado. Después de todo, desde la infancia nos dicen que las bibliotecas son verdaderos templos del conocimiento”.

El misterio de la biblioteca de Lima. Alberto Rojas M. Ediciones B, marzo 2020. 336 páginas.


Biblioteca_lima-small

.

Por Camila Bañarez. Inspiradora de lectores en la Biblioteca Libre.