Reseña Literaria: Flora Nativa



Asociada a la sequía y la pérdida de hábitat de especies nativas, la deforestación es un tema recurrente y aún en constante investigación y documentación bibliográfica en esta región y en todo el planeta. Ligado a temas económico-políticos, bajo regímenes extractivistas y carentes de planes ecológicos a largo plazo, hemos visto angustiados cómo el bosque chileno se ha convertido en una verdadera tragedia, acusando la degradación del bosque primario, y particularmente del resistente esclerófilo. Incluso, algunas medidas de mitigación adoptadas por agentes implicados han sido bochornosamente inadecuadas, como la reforestación con especies exóticas, algunas muy inconvenientes por su alto consumo de agua, degradando aún más el terreno que les rodea.

Antes de echarnos a morir, es bueno sopesar nuestras posibilidades y tomar acción según nuestras propias capacidades. Una buena alternativa es la restauración ecológica, la que, por mano humana, busca recuperar un ecosistema dañado produciendo nuevos ejemplares que enraicen en el lugar, idealmente en clusters o grupos simbióticos, para protegerse del sol, las heladas y concentrar la humedad. Así, imitando a la naturaleza, podemos cooperar e intentar echarle una mano de vuelta entre tanta depredación.

Para adentrarse en el tema y adoptar medidas efectivas, el libro Flora Nativa, cuyo subtítulo es Propagación de plantas del sur de Chile, explica concretamente el problema, las posibles soluciones y sus fundamentos, para guiarnos hacia una restauración ecológica bajo principios de educación e investigación; de hecho, está adscrito al programa pedagógico de lectura complementaria de Ciencias Naturales y Botánica para Enseñanza Básica.

Este libro es muy ligero, de tapa blanda y bordes romos, de un llamativo color verde e ideal para llevar en la mochila y consultar incluso en terreno. Es una guía práctica muy acotada y precisa dividida en Métodos de propagación, ya sea a través de semillas o esquejes, y en Especies nativas a propagar, destacando su valor ecosistémico, ornamental y como parte de corredores biológicos, entre otros beneficios de su presencia.

El libro fue escrito en base a la experiencia del chilote Juan Vidal, trabajador en el vivero de la Estación Biológica Senda de Darwin y autodidacta en propagación de flora nativa durante 15 años. Fue creado en colaboración con el Instituto Milenio de Ecología y Biodiversidad, como proyecto financiado por el Fondo Nacional del Libro y la Lectura del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, convocatoria 2015. Además, fue editado y publicado ese mismo año por editorial Amanuta, como parte de la colección Abre los ojos. Las ilustraciones, tanto de las imágenes explicativas como las naturalistas de las figuras de las especies botánicas, fueron creadas por María José Carmona.

Destaco la sencillez y corta extensión del libro, para no andarse con rodeos e ir directo a la acción en este tema urgente que cada vez suma más adeptos. Además, en el apartado de bibliografía, se resumen los títulos esenciales de interés para quienes quieran adentrarse en el asunto, pasando por títulos esenciales como la Botánica Indígena de Chile de De Mösbach publicada en 1999 y Chucao y otras aves del bosque templado lluvioso de Sudamérica de Mary F. Willson y colaboradores, publicado en 2014.

La misma editorial tiene varios libros infantiles liberados en su web para acompañarles junto a los más pequeños esta cuarentena. Puedes revisarlos aquí.

Flora Nativa. Por Juan Vidal y colaboradores, ilustraciones de María José Carmona. Editorial Amanuta, 2016. 112 páginas.


Flora-nativa-small

.

Por Camila Bañarez. Inspiradora de lectores en la Biblioteca Libre.