Reseña Literaria: La Isla del Cazador



José Luis Flores es un maestro. No sólo es seco en lo que hace, también es docente con vocación. En lo personal debo agradecerle porque nos acompañó en el II Festival Santiago Retrofuturista que organizamos en la Biblioteca de Santiago el pasado 27 de abril junto a los niños rata de Steampunk Chile. Allí él dio una charla súper pedagógica centrada en la "Literatura, Mitología y Retrofuturismo", pero también habló sobre ser escritor, trabajar con jóvenes y la importancia de trabajar con una editora: allí nos presentó a la aludida, su amiga Daniela Cortés del Castillo, de Loba Ediciones, una editorial dedicada a niños y jóvenes, descrita como “literatura feroz para jóvenes hambrientos”. Ella también es escritora, ¡e incluso guionista de chatbots! Sí, aquel mensaje amable que se genera de forma automática cuando estás chateando con alguna plataforma digital de servicio, lo que te permite solucionar tus requerimientos con celeridad y mejora tu experiencia de usuario.


Volviendo a José Luis, o su pseudónimo, J.L. Flores, es autor de libros juveniles como Alicia, la niña vampiro, El mago del desierto y Calíope: agente de Nunca Jamás, y para adultos ha escrito La máquina de hacer ángeles, Basilisco y Las Bestias. Por si fuera poco, es parte del equipo de Mitos y Leyendas desde 2002, resistiendo al cierre de Salo en 2010. Hoy se desempeña también como director creativo en plataformas digitales educativas.


El libro que hoy nos convoca es La Isla del Cazador, donde los dos hermanos Quezada de Q y Q Investigaciones deben viajar a una isla en Aysén para indagar en un caso relacionado con pescadores hostiles, aviones de guerra, y, al parecer, ¡zombies!


En una historia ubicada en 1937, los hermanos Marcel, de 13 años, y Emanuel, de 15, viajan en su primera misión oficial como detectives de la agencia familiar, en busca del desaparecido profesor Mateo Santa Cruz, quien realizaba investigaciones en el lugar. A la manera de Watson y Holmes, con sus personalidades bien definidas, es Marcel, el menor, quien como narrador en primera persona detalla todas sus aventuras en búsqueda del profesor, no exentas de peligro, y también de humor. El libro incluye las fichas de sus personajes, ideal para fanáticos del misterio. Genial heredero de Lupin o las novelas de Sir Arthur Conan Doyle, incluso acercándonos más a la escena nacional, el libro nos recuerda a los enigmas de Emilia de Jacqueline Balcells y Ana María Güiraldes. No les contaremos más para no generar ningún spoiler, ¡porque estos dos hermanos se las traen!


La novela está especialmente dirigida al público middle-grade, es decir, los jóvenes de entre 8 y 12 años, de corta extensión en páginas pero llena de aventuras. Fue lanzada en noviembre de 2018 en el Festival de Autores en GAM, y fue ganadora de los Premios Forestal 2018 en la categoría Mejor Libro Juvenil, otorgado por librería Qué Leo Forestal y Espacio Forestal.


Sobre J.L. Flores, pueden averiguar más en: https://soypensante.cl/2017/11/27/j-l-flores-no-creo-tanto-en-la-inspiracion-como-si-en-el-compromiso-con-el-oficio/


Con una portada genialmente ilustrada por Angela González, @enkeli_art en redes sociales, quién también ilustró la portada de otros libros de J.L. Flores, como Calíope: agente de Nunca Jamás y El mago del desierto, el libro La Isla del Cazador llama la atención de inmediato por la intensa y determinada mirada de los jóvenes hermanos. Pueden revisar el portafolio de la ilustradora, quien también escribe y lee con mucha pasión, en: https://www.behance.net/enkeli


¡Ya estamos esperando nuevas aventuras de estos dos hermanos, que de seguro llegarán muy pronto!


La Isla del Cazador. J.L. Flores. Montena, octubre 2018. 140 páginas.


Qyq_small-01

.

Por Camila Bañarez. Inspiradora de lectores en la Biblioteca Libre.