Reseña Literaria: La pequeña filosofía de los pájaros



Estos días inciertos, de alerta sanitaria mundial y cuarentena preventiva, han trastocado nuestros modos de ver y de comprender el mundo. Imaginemos una existencia enjaulada, pudiendo volar, sólo para el deleite de quien escuche el canto de un canario. Bueno es que de a poco la humanidad ha ido dejando hábitos de tamaña crueldad, y, en ese sentido, este libro ha sido una gran lección de humildad.

En lo personal, soy aficionada a la observación de pájaros y siempre me he sentido intrigada por su particularísima forma de vida. La gran mayoría de las aves tiene la capacidad de volar y los humanos sólo podíamos soñar con esta posibilidad hasta la invención del aeroplano en 1903 por los hermanos Wright. Aún así, la experiencia de volar por los propios medios es una particularidad de la que sólo las aves y unos pocos mamíferos como los murciélagos y los zorros voladores pueden gozar.

Este libro es un compendio de 22 lecciones de filosofía inspiradas en los pájaros, a través de la observación de estos pequeños (y a veces grandes) seres en que los autores extraen pensamientos o conocimientos que bien haríamos aplicando en nuestro diario vivir. Por ejemplo, siempre en tono lúdico y juguetón, los autores dan cuenta de tópicos como el Carpe Diem para ilustrar que la vida de los pájaros es muchas veces hedonista, desinteresada y a veces, según nuestras nociones humanas, inmoral. Existen múltiples ejemplos de aves polígamas, o que parasitan los nidos de otras para “no poner todos los huevos en la misma canasta”, aumentando sus posibilidades de supervivencia y diversidad genética.

A veces el macho más vistoso no es siempre el mejor candidato para procrear, pues las hembras suelen preferir a quién dé más indicios de poder proveer un mejor nido y alimentos, por lo que no es favorable que su plumaje sea muy colorido, porque podría ser presa fácil de los depredadores. Hay excepciones, por ejemplo, el jilguero lúgano, cuyo plumaje tiene colores más vivos cuanto mejor se alimenta, entonces la hembra reconoce que aquel macho sí que sabrá encontrar más y mejor alimento para sus crías.

Según Juan Luis Martínez, poeta chileno, “los pájaros cantan en pajarístico, pero los escuchamos en español”. Interesante es que ellos también tengan acentuaciones regionales, como cuando uno viaja al sur y vuelve hablando cantadito. Esto es un mecanismo de adaptación, algo así como el “adonde fueres, haz lo que vieres”.

Pero el mundo de los pájaros es volátil, incierto y muchas veces febril. Quienes observamos la naturaleza por gusto, curiosidad y placer sabemos que esta puede parecer cruel, pero es la capacidad de adaptarse siempre a los cambios lo que permite la supervivencia de cualquier especie -según adujo Charles Darwin.

Los pájaros viven el día a día, dando saltitos y gorjeos cantarines, volando de rama en rama o atravesando grandes distancias como las aves migratorias, buscando mejor clima en una intrincada danza donde a veces miles de individuos se acompasan para cruzar océanos enteros. También los hay románticos empedernidos, como los pingüinos que escogen con sumo cuidado piedritas que montarán en un círculo para crear un nido amoroso para su pareja y huevos, los que luego deberán cuidar y mantener en calor estoicamente, pasando hambre y frío. Sus hábitos y destrezas provienen de millones de años de evolución, con una sabiduría que sólo ellos tienen y que nos desconcierta porque les creemos seres inferiores. Un buen ejemplo es el chorlito, que aunque no se mencione en este libro, es un astuto compañero del cocodrilo, pues se posa en sus fauces abiertas y extrae los trocitos de carne de entre los dientes del feroz saurio para alimentarse de ellos. El cocodrilo se deja pues ésta simbiosis le es beneficiosa, a la manera de un pequeño dentista. De ahí viene la expresión “cabeza de chorlito”, pero lo que aquel quien acuñó esta expresión no sabía era que el chorlito era mucho más inteligente de lo que se observaba a simple vista.

Sobre los autores, Philippe J. Dubois es ornitólogo y escritor. Es un estudioso de las aves y siempre está viajando por el mundo para investigarlas. Además es director de la editorial naturalista Delachaux et Niestlé, la más antigua sobre el tema en Francia. Élise Rousseau es Licenciada en Literatura y Filosofía, periodista y autora de libros sobre naturalismo, biodiversidad y la protección del medioambiente.

La pequeña filosofía de los pájaros. Philippe J. Dubois y Élise Rousseau. Grijalbo Ilustrados, marzo 2020. 152 páginas.


Pa%cc%81jaros-small

.

Por Camila Bañarez. Inspiradora de lectores en la Biblioteca Libre.