Reseña Literaria: La Tierra de Fuego



Todos hemos escuchado sobre la Tierra del Fuego, archipiélago patagónico del extremo sur de Chile y Argentina, tierras inhóspitas y heladas que, se dice, se conocen por ese nombre porque desde lejos se vislumbraban las altas fogatas que los fueguinos, selk’nam y yámanas, encendían para capear el intenso frío, cubiertos de pieles y algunos, muchachos selk’nam preparándose para la ceremonia del Hain, de pintura.

Sin embargo, este libro, La Tierra de Fuego, nos habla del calor que viene de bajo la tierra y que ha marcado la naturaleza y a las personas que viven en ella, incluyendo a la mencionada Tierra del Fuego en la Patagonia, junto con lugares tan disímiles como termas, islas, una zona de falla, géiseres y volcanes, pero todos con el común denominador que es el calor que viene del interior de la tierra, bajo su superficie en bóvedas que buscan fluir hacia el exterior, en forma de vapor, magma, lava, fumarolas, masas rocosas e ígneas y gases a altas temperaturas.

Considerando la geografía de nuestro país, erguida sobre el llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, un extenso arco de 40.000 kilómetros que recorre las costas del océano Pacífico, dispuesta por el otro lado en valles que caen suaves desde una cordillera repleta de volcanes, varios en actividad, que le han dado forma a esta larga y angosta franja de tierra, cuyas fronteras naturales, salvajes y despiadadas, le han protegido en conflictos bélicos y también de plagas y enfermedades.

El libro dedica dos páginas a cada lugar, para viajar con los ojos en una lectura apaisada. Está dividido en textos informativos, fotografías increíbles e ilustraciones artísticas, que cuentan historias por sí mismas, leyendas y mitos de estas tierras, acercándonos al lugar no sólo por cómo se ve, sino por lo que se recuerda allí. Como decía Galeano:
“-(Las leyendas) ¿Para qué sirven?
-Acompañan.”

Así, viajamos de norte a sur, por las tierras vaporosas y saladas del Tatio, la cumbre ceremonial de Licancabur, la isla misteriosa de Rapa Nui, el Cajón del Maipo, que se formó, junto con prácticamente todo el valle del Maipo, de una erupción del Volcán homónimo hace 450 mil años. También el Archipiélago Juan Fernández, inspiración para Daniel Defoe al escribir su famosa novela Robinson Crusoe. Las Termas del Flaco, donde, según cuenta Antonio Landauro, habrían minas de oro. Y entre otros muchos parajes, menciona el libro a la Isla Decepción, de origen volcánico, que tiene forma de herradura y posee un microclima gracias a su particular calidez geotérmica.

Este libro ha sido un trabajo colaborativo de múltiples autores, asesores científicos, fotógrafos y artistas variados, aunados bajo el proyecto Explora Conicyt de valoración y divulgación de la ciencia, tecnología e innovación en el año 2014, con la dirección editorial de Sofía Otero, encargada de divulgación en CEGA, y la dirección de arte de Cecilia Toro, diseñadora de instituto DUOC e ilustradora independiente en Estudio Plastivida.

El libro incluye un asertivo glosario y bibliografía seleccionada para seguir conociendo sobre esta candente geografía. Les dejamos el booktrailer de este fascinante libro y su versión digital, liberada en nuestra web.







Captura_de_pantalla_2019-09-23_a_la%28s%29_20.53.46

.

Por Camila Bañarez. Inspiradora de lectores en la Biblioteca Libre.