Reseña Literaria: Lulú dice basta



Siguiendo la línea de Tan linda y tan solita y Lulú quiere ser presidenta, publicados en 2017 y 2018, respectivamente, las autoras han planteado el tema del feminismo y el empoderamiento femenino en el área de la narrativa infantil y juvenil chilena con su nueva publicación: Lulú dice basta (2019). Esta vez, más bien centradas en el tema del matonaje o bullying, la pequeña Lulú sigue con sus historias llenas de lugares comunes y conflictos bastante conocidos de la niñez y el colegio, pero actualizados según las nuevas plataformas de información como Instagram o Whatsapp, una realidad que, por ejemplo, yo misma no alcancé a vivir en el colegio o en la universidad, pero que, imagino, puede volver tormentosas algunas situaciones como la expuesta en el libro, es decir, el acoso, las burlas y la propagación de información dañina en la virtualidad.


Luisa, alias Lulú, tiene nueve años y cursa cuarto básico, es carismática, empoderada y bastante autocrítica, y tiene lo más valioso que es el apoyo de sus papás incluso cuando se ha equivocado y ha caído en falta. Gracias a esto, logra resolver sus conflictos internos y externos y propicia una mejor relación entre sus compañeros. El libro termina (se los digo a modo de spoiler) con Lulú diciendo que es feliz. Al respecto, hace poco conversaba con una amiga psicóloga infantil y convenimos en que uno de los orígenes de la violencia es la falta de cariño, por lo que se hace necesario poner estos temas sobre el tapete, conversar sobre el patriarcado, el feminismo, el ciberacoso, el matonaje, la xenofobia y tantos tabúes que por fin han empezado a caer, incluyendo el lenguaje excluyente.


Ambas autoras son estudiantes de Derecho en la Universidad de Chile y están recién entrando en la veintena, pero sus ideas e ideales son claros: fomentar el debate en torno al respeto, la tolerancia, la educación cívica, la ideología de género y las nuevas plataformas de información y sus riesgos para la integridad de las niñas y los niños. Josefa Araos ha dicho sobre sus libros: “Queremos ser el próximo Papelucho feminista”


El libro ha sido ilustrado por la genial Natichuleta, nacida en 1993. Ella estudió diseño gráfico y su primera publicación, titulada No abuses de este libro (2018), ha dicho que fue una especie de terapia para combatir el trauma del abuso sexual. Según ella, lo más terrible ha sido descubrir que muchísimas han sido las personas abusadas que encontraron refugio en su obra y en su persona, algunos incluso de manera anónima. Luego publicó Mili la Millennial (2019) y ha ilustrado ambos libros de la serie de Lulú, con sus viñetas cómicas, mostrando la cotidianeidad de una sociedad cada vez más tecnologizada, pero también más consciente y benevolente. Pueden seguirla en su cuenta en Instagram en @natichuleta


Lulú dice basta. Josefa Araos y June García. Alfaguara Infantil, junio 2019. 104 páginas.


Lulu%cc%81-small-01

.

Por Camila Bañarez. Inspiradora de lectores en la Biblioteca Libre.