Reseña Literaria: Para Pasarlo Chancho



Me encantan los cuentos revisitados. Una cosa es reeditarlos, ilustrarlos de nuevas maneras, ponerlos en rima como algunos autores han querido hacer o convertirlos en clásicos con un gesto de homenaje, pero darles una vuelta y reinterpretarlos, puede resultar en algo formidable. Además, un título que invite a “pasarlo chancho” será siempre prometedor.


El cuento empieza con la visualización de una casita, la de los hermanos cerdos, o chanchos, en buen chileno, en su vista transversal, tal cual vi en muchos cuentos de mi propia infancia y en los que me gustaba jugar, a falta de una casita de juguete en tres dimensiones. Conforme avanza la historia, nos enteramos, por cierto, que los chanchos no tienen fama de glotones porque coman mucho, sino porque les encanta comer, ¿y a quién no?


Además, a los chanchitos de este libro les gusta retozar en el barro, leer cuentos y dormir. A mi parecer, suena a gloria. Pero estos son los chanchitos menores. El mayor, responsable y preocupado, está atento a las medidas a tomar para enfrentarse a la inminente visita (muy indeseada) del lobo, mientras sus hermanitos sólo se preocupan de divertirse y terminar el día satisfechos. El cerdo mayor, en vigilia, se toma un té y piensa que, al final, es mejor que sus hermanitos no le hagan tanto caso, porque es así como lo pasan tan bien y duermen tranquilos. El desenlace del cuento es inesperado y nos deja una enseñanza respecto de la vida y el deseo de bienestar, que es transversal a todos y, lo que se considera villano, puede ser un concepto bastante arbitrario.


El autor, el chileno Andrés Kalawski, es también dramaturgo y profesor en la Universidad Católica. Sus libros infantiles han recibido múltiples reconocimientos, como el premio Marta Brunet a la mejor obra literaria infantil en el año 2012 con su libro Niño Terremoto, y también una Medalla Colibrí en FILSA 2017 por el libro Un espacio vacío, ilustrado por la talentosa Catalina Bu.


Para Pasarlo Chancho ha sido ilustrado magistralmente por Bárbara Oettinger. Las ilustraciones, sencillas y de colores vivos, tienen especial presencia discursiva al final del libro, donde conocemos y también empatizamos un poco más con “el malo de la historia”, gracias a la destreza pictórica de Bárbara y las precisas palabras de Andrés.


Bárbara Oettinger estudió Licenciatura en Artes Plásticas con mención en Pintura en la Universidad de Chile y realizó un postítulo en Artes y Nuevas Tecnologías, mención Multimedios Interactivos. Luego realizó un Magíster en Artes Visuales en la Universidad Católica. Ha trabajado como docente y participado en múltiples proyectos editoriales.


Para Pasarlo Chancho. Por Andrés Kalawski, ilustraciones de Bárbara Oettinger. SM Ediciones.


Copia_de_para_pasarlo_chancho

.

Por Camila Bañarez. Inspiradora de lectores en la Biblioteca Libre.